Influence marketing

¿Qué se debe incluir en un contrato influencer?

, 25 septiembre 2018

Ya le cuesta mucho al legislador legislar sobre todo lo que tiene que ver con Internet, entonces imagínate el vacío jurídico que hay alrededor del Marketing de Influencia, concepto muy nuevo. Se aconseja establecer un contrato en debida forma con un influencer para garantizar una colaboración exitosa. ¿Pero qué poner en el documento? Te decimos todo lo que necesitas saber.

La legislación del Marketing de Influencia en 2018

En realidad, una ley ya existe para organizar las prácticas de influencia online. En Francia, el artículo 20 de la ley del 21 de junio de 2004 por la confianza en la economía numérica estipula: “se consideran engañosas las prácticas comerciales que tienen por objeto […] usar un contenido en los medios para promocionar un producto o un servicio si el profesional ha pagado por esto, sin indicarlo claramente en el contenido o con la ayuda de imágenes o de sonidos que el consumidor puede identificar facilmente.”

La ley obliga al influencer indicar el aspecto promocional de un contenido publicado. En Francia, es la ARPP (Autoridad de regulación profesional de la publicidad) que regula el sector, y que ha anunciado aumentar su vigilancia en los artículos patrocinados este año. En los Estados Unidos, la FTC se mantiene alerta. Sin embargo, las reglas son más flexibles, un simple hashtag con el nombre de la marca puede ser suficiente. Otros influencers sólo usan un simple #ad o #sp (para patrocinado), lo que es claramente borderline.

En Instagram, la plataforma permite indicar una “colaboración” con una marca. Obliga al influencer que use esta funcionalidad cuando publica el contenido. Por su parte, los blogs deben diferenciar de manera clara un artículo clásico de un artículo patrocinado o un publirreportaje. No se trata solamente de una cuestión de étnica, pero también es la ley. Te aconsejamos incluir el respeto de estas reglas en tu contrato.

Definir los plazos límites de la colaboración marca/influencer

Es importante repetir que el Marketing de Influencia implica a seres humanos. Y es una herramienta mucho menos fiable que tus plataformas de publicidad habituales. Si es fácil planificar tus campañas en la plataforma Facebook Ads, dependes completamente del influencer para tus campañas de influencia.

Así que para seguir controlando los plazos, es importante que indiques todos los elementos cronológicos en tu contrato:

  • Duración de la colaboración,
  • Plazo límite para proponer el contenido antes de la validación,
  • Tiempo exacto de la publicación del o de los contenidos (día y hora),
  • Fecha a partir de la cual las publicaciones pueden o deben estar suprimidas.

No dudes en establecer un calendario muy preciso para la publicación del contenido por el influencer. Un artículo publicado a las 13:00 no tendrá el mismo impacto que uno publicado a las 00:00. (Crédito foto : Moose Photos : Pexels)

Para las colaboraciones en el internacional, para las fechas y horas de publicación del contenido, indica bien el huso horario (UTC+2 para París). Para impedir cualquier riesgo de confusión, indica la hora correspondiente al huso horario del influencer.

Definir su remuneración

Es importante dejar escrito en el contrato todas las modalidades financieras de la colaboración, sobre todo la remuneración. Si el influencer recibe productos en cambio de la visibilidad, indica el valor de estos mismos. Si la compensación es un viaje, indica bien también lo que está incluido et lo que no lo está (comidas, seguro de viaje, gastos de cancelación, etc.).

Un contrato es necesario por la razón principal que existe una transacción entre ambas partes. (Crédito foto : Christian Dubovan, Unsplash)

En el caso de una verdadera remuneración, te aconsejamos que dividas el pago de esta manera:

  • el 30% del importe se paga antes, para validar la colaboración,
  • el 70% que queda se paga una vez se ha ejecutado la colaboración según los términos definidos.

Puedes prever una sanción financiera si no se respetan los plazos.

Definir la propiedad del contenido creado

El contenido creado por el influencer es su propiedad, por cuestiones de derechos de autor. Sin embargo, puedes incluir en el contrato una cláusula autorizándote volver a usar el contenido creado. En este caso, indica bien los soportes: redes sociales, sitio web, impresiones, etc.

En esta cláusula, hay que incluir el plazo de uso posible del contenido. No, no puede ser “para siempre”. En efecto, en caso de conflicto, un juez podría cancelar esta cláusula abusiva.

La cláusula de exclusividad o de no competencia

Si haces una colaboración con una persona importante de tu sector, lo último que quieres es que este mismo influencer trabaje con tu competencia la semana siguiente. ¡No te rías, ya ha pasado! Si eso pasa, disminuirá la autenticidad percibida de tu campaña. De la misma forma, intenta no colaborar con un influencer que ya ha trabajado hace poco con tu competencia.

La cláusula de exclusividad debe tener un límite de tiempo, normalmente alrededor de un año. Otra vez, no seas demasiado goloso: un juez podría cancelar una cláusula demasiado larga en caso de litigio. Sé realista, pedirle al influencer una exclusividad de cinco años no funciona. O se convierte en un Embajador de la marca en este caso. Pero debe recibir una remuneración o una recompensa mayor.

Quizás suene algo tonto, pero ambas partes deben firmar un contrato. Y firmado correctamente: firma electrónica homologada (tipo YouSign) o firmado a mano (el documento se puede escanear después).. (Crédito foto : Cytonn Photography, Pexels)

Por supuesto, la presencia de una cláusula de exclusividad significa en teoría una compensación mayor para el influencer. Le impides tener colaboraciones con otros actores del sector durante un cierto período, y eso, en teoría, se paga.

Bonus: piensa en prohibir las prácticas engañosas

Hay un 15% de cuentas Twitter falsas, 60 millones de cuentas Facebook falsas, y lo mismo en Instagram: Internet es un mundo artificial. El influencer con quien colaboras es un ser humano, pero no es el problema. La verdadera cuestión son sus seguidores. Es fácil comprar un gran volumen de seguidores falsos, o usar servicios que crean falsas interacciones para aumentar el número de seguidores.

https://getfluence.com/es/2018/09/06/el-marketing-de-confluencia-la-estrategia-digital-de-manana/

Puedes anotar en el contrato el compromiso del influencer sobre la autenticidad de su influencia y el no uso de prácticas engañosas. Es un tema sensible, y esta cláusula no te protegerá completamente, pero no cuesta nada incluirla, y podrás defenderte en caso de fraude.

Ya lo habrás entendido, colaborar directamente con un influencer significa también prever un entorno legal, con algunos elementos importantes que incluir. Si quieres hacerlo simple, también puedes pasar por una plataforma dedicada, que se encarga de las problemáticas legales y financieras. Entonces, para tus artículos patrocinados, ¡piensa en nosotros !

Últimos artículos